Clic Opinión by Giglia Vaccani

Patricio Aylwin: 9 videos para entender sus paradojas políticas

Publicado el 20 abril, 2016

La gente tiene derecho a redimirse, a cambiar de rumbo, a pedir perdón… esos son los gestos que nos hacen hombre y mujeres nobles, ese derecho, que es de los humildes. La arrogancia tiene mucha resistencia al diálogo. Pero, valoro de Aylwin su apoyo a la gran y única revolución chilena que significó la Reforma Agraria, su trabajo en el mundo del derecho, que permitió abrir el primer camino para la investigación profunda en torno a los dddd y ejpp cuando reinaba una justicia pinochetista inamovible; su honestidad para asumir que se equivocó; su voz dura para pararle el carro a Pinochet cuando en dos portunidades le hizo olé con operaciones de enlace; su puño fuerte para apretar en torno a la investigación de la cutufa; su inteligencia para recuperar la economía en crisis que dejó el gobierno militar; valoro su gestión política para evitar el choque y llamar a la reconciliación -creo en ella profundamente-; Lo aplaudo con cariño por su rol en el fin de la dictadura, de que no se fuera del país y diera la lucha desde acá, lo valoro por su Informe Reting, valiente documento para la época y que sirvió a tantos luego para beneficios, subsidios y otros aportes monetarios; valoro su prudencia fiscal para hacer crecer al país a un 7% promedio y que nos dio algo de dignidad a los más pobres, de esos que comprábamos té en bolsa y arroz en cuartos; valoro la creación de la Conadi, su primera reforma tributaria, que en algo ayudó a cambiar el rumbo de la desigualdad; valoro su reconexión con el resto del mundo; destaco su capacidad de jamás rehusar una respuesta cuando se le entrevistaba; a asumir sus errores públicamente, a encarar a viva voz a los que lo tildaron de traidor y asesino…. lo valoro como un chileno imperfecto que aportó desde su vereda, que no es la mía, a pesar de entender que fue un DC, de los de más de derecha, de los que criticó ferozmente al Chicho Allende y su proyecto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *